¿Dónde están las fronteras del “contenido”? ¿Cuáles son los límites del entretenimiento en nuestras vidas? ¿Puede realmente la gran pantalla, la caja tonta, o esa pantalla en tu bolsillo definir el principio y el fin de las historias como lo hacían hasta “ahora”?.

La evolución de los canales de comunicación ha dejado en claro que la inclusión de los aspectos sociales y digitales en el proceso de ideación puede ser crucial para el éxito de un proyecto de contenido y entretenimiento: películas, series de televisión, espectáculos, proyectos musicales, todos son parte. Este cambio ha provocado un impacto creativo, y económico, en la industria del entretenimiento y sus actores, creadores, autores, marcas, medios y agencias.

Hoy en día, las películas, series y todos los objetos culturales que nos rodean, a menudo van más allá de la experiencia del contenido principal por sí solo. Los creadores miran cada vez más cómo la narración principal se puede extender a varios canales de comunicación: antes y después, dentro y fuera del "show" principal.

El cine y las series en particular son objetos sociales de los que la gente quiere hablar y, en muchos casos, poder ser parte o, de alguna manera, influir, y hasta co-crear.

Jonathan Nolan (guionista - Memento, Interstellar, The Dark Knight) y Lisa Joy (productora - Burn Notice), han dicho que este enfoque tiene resultados positivos para la audiencia, a la vez que genera un mundo de 360 ° fuera de los episodios.

En este escenario, la creatividad en marketing y comunicación tiene dos razones principales y muchos gradientes entre ellas.


El objetivo más tradicional es acercar a las personas a la experiencia de contenido principal: estimularlos a ver películas, seguir series, leer libros, etc. Esto ha existido en el cine desde 1892, cuando Jules Chéret creó el primer póster de "cine".

Pero el aspecto más innovador de este enfoque creativo es la extensión de la experiencia fuera de la experiencia central. Desde Walt Disney, que siempre creyó en el valor del contenido "más allá de las pantallas", a muchos de los proyectos de contenido actuales que solo se pueden vivir completamente a través de muchos canales.

Es posible mapear este entorno.

      

Algunos ejemplos pueden ser útiles para comprender cómo las posibilidades sociales están creciendo. La extensión de la historia se puede desarrollar con fines comerciales, para prestar más atención al próximo contenido del evento e para acciones de co-branding.

La campaña de lanzamiento de Deadpool 2 nos dejó varios ejemplos en canales sociales que van en esta dirección (tanto para la promoción del contenido como para acciones de cobranding).

La extensión puede suceder también para fomentar la repetición. Otro buen ejemplo puede venir de Westworld HBO, como por ejemplo, entre muchas acciones que ha surgido, una narración desarrollada para SXSW u otra para la comunidad de Reddit.

Otro ejemplo de extensión de marca compartida es el desarrollo de un "Skill" de Alexa para Destiny 2 Ghost. Alienta la repetición (ya que es principalmente para los jugadores), mientras que también le da un nuevo patio de juegos a la historia del juego.

¿Pero por qué los nuevos canales (principalmente sociales y digitales) se están convirtiendo en el centro de la extensión de la historia y la promoción del contenido? ¿Qué está cambiando? La razón es clara, solo hay que fijarse en los canales que utilizan las personas. Las personas responden al contenido que les gusta y están prestando relativamente menos atención a los canales publicitarios tradicionales y más a los canales que usan todos los días (tanto publicitarios como no). Grandes cambios están sucediendo en el panorama de los medios debido a este aspecto y los vemos ya desde hace varios años, aunque no todos los “creadores” respondan a ellos.

En este entorno en constante evolución, el uso creativo de las herramientas sociales son fundamentales para construir el futuro del entretenimiento y el contenido, tanto desde el punto de vista expresivo como desde el punto de vista comercial.

Estamos viviendo tiempos emocionantes en la intersección de contenido, social y creatividad, y en We Are Social, estamos encantados de ser parte de esta evolución con muchos de nuestros clientes.