Hemos llegado a la cuarta tendencia de nuestro informe Think Forward 2021: “Ídolos de confianza” donde comentamos sobre cómo las personas quieren que las figuras públicas usen sus plataformas de manera responsable.

Ídolos de confianza

En el 2020, los Influencers han sido puestos bajo un microscopio. Entre los influencers que incumplen las órdenes de quedarse en casa, la falta de tacto de los contenidos inspiradores, y los estudios que sugieren que las figuras públicas han sido responsables de hasta el 69% de la desinformación difundida en la sociedad en torno a la Covid-19, la gente está exigiendo responsabilidad a las figuras influyentes.

La gente está siendo más perspicaz acerca de a quién siguen en las redes sociales, y por qué. Esto se enmarca dentro de un cambio más amplio que se aleja de la aspiración por el bien de la aspiración, y un énfasis creciente en el valor tangible que las figuras públicas pueden aportar a nuestros feeds y a nuestras vidas. Los profesionales médicos como dermatólogos, ginecólogos y terapeutas están en alza por democratizar la información que normalmente viene con un precio, mientras que los especialistas en nichos de mercado están ganando terreno para combatir la desinformación.

Para los macro Influencers que ya han aumentado considerablemente su número de seguidores gracias al poder de la belleza, el éxito y el lujo, se trata de demostrar integridad, responsabilidad y el deseo de ejercer responsablemente la influencia desproporcionada que tienen sobre las comunidades globales. Las audiencias no están dejando de seguir a la gente atractiva, pero quieren que sean algo más que una cara bonita, y que demuestren que valen su lugar en sus feeds.

¿Cómo cambia el comportamiento de los usuarios?

La gente busca confiar en los influencers para desmitificar asuntos complejos. 

El economista autodidacta Nathan Tankus se ha convertido, según Bloomberg, en una lectura obligada para entender el estado de la economía. El londinense @nels9bills es un lifestyle vlogger que traduce sus propias experiencias de ganar dinero e intentar comprar una casa en consejos financieros tangibles para sus jóvenes seguidores, a pesar de su falta de formación tradicional. Ambos ejemplifican el hecho de que la gente busca figuras con las que sentirse identificada para ayudar a entender asuntos complejos.

Las personas siguen a expertos respetados para el libre acceso al conocimiento. 

Mientras que el Dr. Fauci se convirtió en el corazón de muchas comunidades de fans online durante la pandemia, siendo una voz de calma y razón en un panorama impredecible lleno de desinformación, también hemos visto a otros profesionales de la salud elevarse a la fama en las plataformas sociales, desde ginecólogos y cirujanos plásticos hasta terapeutas. Estos expertos están usando las plataformas sociales para democratizar el conocimiento que la gente tradicionalmente pagaba.

La gente espera que las figuras influyentes cedan sus cuentas para asuntos importantes. 

Se ha convertido en una expectativa que la gente con una plataforma debe usarla, cuando sea necesario, para beneficiar a la sociedad. El futbolista inglés Marcus Rashford está empleando su cuenta para impactar la pobreza alimentaria infantil, mientras que mega estrellas como Kim Kardashian y Leonardo Dicaprio organizaron un boicot de 24 horas de Instagram junto con Stop Hate For Profit en protesta por el papel de la empresa matriz Facebook en la distribución de la desinformación.

¿Cómo pueden aprovechar el cambio las marcas?

Las marcas deberían recurrir a las voces de los expertos para abordar cuestiones importantes.

Fortnite celebró una serie de eventos dentro del juego llamado We The People, reclutando oradores para abordar el racismo con autoridad. Chipotle colaboró con Karamo, la estrella del Queer Eye, en un 'Lunch & Listen' durante el Orgullo en TikTok, y MTV colaboró con Michelle Obama para animar a los jóvenes a votar. Las marcas también deberían aprovechar a sus propios expertos para evocar la autoridad e inspirar confianza.

Las marcas deben evaluar a los creadores para determinar su integridad. 

En este panorama, los influencers con los que colaboran las marcas servirán cada vez más como una manera rápida de definir los valores que la propia marca defiende. Trabajar con talentos de todo el espectro político será cada vez más difícil, y puede ser que la gente espere una mayor transparencia sobre con quiénes trabajan las marcas y por qué.


En 2020, todo lo que conocemos – desde las rutinas diarias hasta nuestras ambiciones a largo plazo – se ha visto interrumpido de manera inconcebible y las redes sociales han jugado un papel fundamental en el panorama actual. Como resultado del confinamiento que condicionó gran parte del principio del 2020, nuestra relación con estos canales - cómo los usamos y lo que sentimos acerca de ellos - ha sufrido una transformación irreversible.

Este es el reset de las Redes Sociales, que ha nivelado el campo de juego, presentando una gran oportunidad para las marcas y los creadores. En nuestro informe anual sobre las próximas tendencias, Think Forward 2021, explicamos cuáles son las seis tendencias clave en las Redes Sociales durante los próximos 12 meses.

¡Descarga el informe Think Forward 2021 completo en Español aquí!

¡Descarga la versión lite para mobile del informe Think Forward 2021 completo en Español aquí!