Tanto si buscas una invitación desesperadamente como si no sabes de qué va, deberías estar al loro con la plataforma más comentada del momento: Clubhouse, una nueva red social completamente enfocada en el audio.

En este post, nuestros líderes de innovación Sam Cox y Luca Della Dora, junto a nuestra Art Director asociada, Claire Tremblay, analizan qué hace de esta plataforma algo único, quiénes están ya en ella y por qué, y qué necesitan saber las marcas de la que puede llegar a convertirse en su próxima gran plataforma.

Ha sido bastante complicado ignorar toda la conversación sobre Clubhouse. La plataforma social asegura haber obtenido una valoración de 100 millones de dólares desde su lanzamiento en marzo de 2020, con tan solo 1.500 usuarios. Hoy Clubhouse atrae a más de 2 millones de usuarios a la semana.

Pero vamos a lo básico.

¿Qué es Clubhouse y quién lo usa?

Para resumir, Clubhouse es una red social creada en base a una app solo de audio. Su objetivo es conectar personas alrededor del mundo y generar conversaciones con sustancia.

Ahora en detalle.

Lo primero que necesitas es una invitación para entrar en Clubhouse  (si no te haces con una, igualmente puedes registrar tu username y apartarlo para cuando consigas acceso) y un dispositivo con sistema operativo iOS, aunque se espera el lanzamiento de la versión para Android en los próximos meses.

Cuando te registras en Clubhouse, puedes navegar entre diferentes ‘Rooms’ donde las personas discuten sobre temas que les interesan y eres libre de unirte a estos Rooms si quieres formar parte de la conversación o simplemente ser oyente. Los usuarios pueden unirse o crear Rooms con personas que conocen, profesionales con quienes quieran compartir ideas o incluso con celebrities.

A pesar de tener tan solo un año de vida, la plataforma ya está disponible en muchos países, ganando cada vez más popularidad y, en consecuencia, creciendo muy rápidamente. A raíz de esto, los usuarios han empezado a utilizar la plataforma de distintas maneras y con una amplia variedad de formatos: desde sesiones de Q&A, hasta discusiones abiertas sobre temas más amplios; pasando por citas a ciegas, meditaciones guiadas y comentarios en directo sobre algún evento.

Si eres un asiduo escucha de podcasts, seguro ya habrás pensado “¿Clubhouse va a acabar con ellos?” y la respuesta es no, al menos mientras los podcasts sigan produciendo contenido de calidad. Incluso Clubhouse podría potencialmente enriquecerlos añadiendo a los escuchas la oportunidad de conversar con sus locutores favoritos.

¿Cómo funciona Clubhouse?

Como hemos dicho, después de obtener tu invitación y registrarte en Clubhouse, deberás configurar tu perfil seleccionando tus intereses de un listado de tópicos, así la plataforma podrá sugerirte conversaciones y Rooms a los que unirte. Hasta el momento, se había establecido que el máximo de participantes en una conversación era de 5.000, pero Elon Musk logró reunir a 5.600 personas en un mismo Room (sí, el director de Tesla está en Clubhouse).

Al unirte a una conversación, verás a los moderadores en la parte superior del recuadro con un símbolo verde en sus avatares. Sin embargo, si quieres participar en la discusión o hacer alguna pregunta tan solo tienes que tocar el botón de pedir la palabra y los moderadores te “subirán” a la parte superior del Room, donde te darán la palabra para participar. Para ver el listado entero de participantes y oyentes no tienes más que hacer scroll hacia abajo.

¿Cómo podrían participar las marcas?

Las redes sociales están cargadas de nuevas oportunidades para que las marcas conecten con los consumidores y Clubhouse no es la excepción. Ya hay algunas primeras vías de contacto para las marcas innovadoras que quieran tener una presencia relevante en Clubhouse.

Nuevo influencer marketing

Algunos usuarios de Clubhouse se están convirtiendo en líderes de opinión en su sector, acumulando a miles de seguidores. Cuando abren un Club, inmediatamente ganan una comunidad grande y fiel que participa activamente en las discusiones. La oportunidad para las marcas de patrocinar un encuentro virtual en Clubhouse moderado por alguno de estos nuevos influencers es una excelente forma de ponerse en el centro de la discusión sin ser intrusivas.

Marcas que crean nuevos Rooms

Las marcas tienen la oportunidad de organizar, al igual que hacen ya los usuarios, de crear reuniones semanales y liderando conversaciones oportunas e interesantes inspiradas por las necesidades de su comunidad. Por ejemplo, Audi podría pedir a un piloto famoso que hable sobre su experiencia al volante; mientras que Adidas podría organizar ‘meet & greet’ con personalidades del mundo deportivo, permitiendo a sus fans conversar con ellos.

Además, como en toda comunicación, las marcas deben enfocarse en dar contenido de valor a la comunidad. Un Club cuyo único objetivo sea vender, muy seguramente no funcionaría. Las marcas deben utilizar Clubhouse como una plataforma de servicio, no un punto de venta.

En conclusión, Clubhouse es (de momento) una plataforma más del ecosistema de las redes sociales, pero con una ventaja única: es solo para audio, lo que brinda la oportunidad de ser utilizada mientras se realizan otras tareas e incluso mientras se utilizan otras plataformas. Esto último la hace que no sea competencia directa de la mayoría de redes que conocemos sino una ampliación. Por último, aunque Clubhouse dure mucho tiempo o no, creemos que ha ayudado a promover un nuevo estilo de interacción en Social Media, y el ‘audio social’ ha llegado para quedarse.